Esto no es copywriting

Escrito por: Carolina Lacruz Fecha domingo 28, mayo 2017 Categoría: General

lo que no sabes del copywriting

¡Muy buenas! ¿Qué tal? Sí, ya sé, la preguntita de cortesía. Te la he hecho precisamente porque, como no nos vemos, quizá no te incomode tanto. Piensa en lo que se te pasa por la cabeza cuando alguien te pregunta qué tal. Sobre todo cuando es alguien a quien no ves mucho o con quien […]


¡Muy buenas! ¿Qué tal?

Sí, ya sé, la preguntita de cortesía. Te la he hecho precisamente porque, como no nos vemos, quizá no te incomode tanto.

Piensa en lo que se te pasa por la cabeza cuando alguien te pregunta qué tal. Sobre todo cuando es alguien a quien no ves mucho o con quien tienes poca confianza.

Por si te sirve de algo, te cuento las ideas que a mí se me pasan por la cabeza.

Buf, para qué le voy a decir cómo me siento, qué le importará.

Si le contara cómo estoy de verdad, no terminaría.

Le voy a decir que bien y así me lo quito de encima.

 

¿Cómo lo ves? ¿Estás de acuerdo con alguna de estas frases? Me parece que no voy tan desencaminada.

También sé que seguramente te habrá extrañado el título del post y que haya empezado a escribir de este modo. En primer lugar, el título viene porque lo que quiero exponer son comentarios que he leído sobre copywriting que son hablar por hablar.

Siempre pasa lo mismo. El que más habla es el que menos sabe. Por eso quiero aclarar lo que se ha dicho sobre copwriting delante de mí y que es falso.

Y la introducción también te la explico. Sé que todos tenemos problemas, agobios, muchas cosas que llevamos dentro y que solo nosotros sabemos. Eso que está ahí que a veces te pone un poco más triste (o un mucho).

Bien, pues eso se va a acabar en este blog porque lo que quiero es que sonrías cuando aparezcas por aquí para leer un post. Si consigo que al menos sonrías, que te olvides de lo que te preocupa por un minuto, aunque pienses “está mal de la cabeza esta mujer”, ¡genial! Algo habré hecho bien.

que es copywriting

He pensado estos contenidos para que sean amenos. El que quiera una chapa, que abra una enciclopedia y lea. A los niños, cuando aprenden, los profesores les preparan mapas mentales con dibujitos para que lo asimilen mejor. Te adjunto un mapa mental algo rudimentario relacionado con este post.

Sin embargo parece que eso se acabó con los adultos y tenemos que tragarnos tochazos. ¿Por qué? Y luego que estudiar es aburrido. No me extraña…

Yo me rebelo contra eso. ¿Por qué para los niños todo es jugar y todo divertido y para los adultos no? Como no estoy de acuerdo, te digo que aquí todo lo que aprendas será pasándolo bien.

Además hasta he conseguido mosquearte con el título. ¿Como no voy a escribir de copywriting en un blog de copywriting? Tranquilidad, que lo haré. Pero también escribiré de alguna otra cosilla y espero que eso también te interese, que en esta vida hay que variar un poco.

Venga, vamos a empezar ya con los mitos sobre copywriting que se dicen por decir, antes de que me eches la bronca por enrollarme sin más.

Copywriting es tratar de vender la moto

¿Mande? Hmmm… sí … así te habrás quedado al leer este título. No te extrañes porque es una de las cosas que se dice y se piensa.

Algunos piensan que escribimos textos para intentarla colar y que nos compren, a nosotros o a nuestros clientes, depende de para quién sea el texto.

Mire usted, no.

En la formación sobre copywriting que yo he tenido no se mencionaba nada de esto, es más, si se comentaba algo era lo contrario. Lo mismo tengo que decir de otros webinars y talleres sobre copywriting a los que he asistido.

Y jamás, jamás, he escuchado nada de contar una mentirijilla, ni de adornar un producto o servicio con datos falsos, ni de inventarte los testimonios de los clientes.

Toda persona tiene unos valores y eso se transmite en su buen hacer profesional. Si un copywriter cuenta verdades a medias o directamente mentiras es porque le da la gana, no porque las técnicas de copywriting se basen en eso.

Otro aspecto es lo que te dicen los clientes. Imagina que un profesor de inglés contacta conmigo para que le escriba una página donde anuncia sus clases de inglés. Evidentemente para escribir necesito información sobre el negocio en cuestión.

Resulta que este señor me dice que consigue un 90% de aprobados. Si me dice eso, me lo creo. Sinceramente, no me parece algo imposible. Pero, además, lo que no voy a hacer es investigar si ese dato es cierto o no.

Vamos a seguir imaginando que yo no me creo ese 90% de aprobados y le comento a mi cliente:

Oye, Pepito, ¿pero de verdad que el 90% de tus alumnos aprueban el Proficiency de inglés? Es que me parece una exageración teniendo en cuenta lo difícil que es ese examen.

Ante tal pregunta, la reacción del tal Pepito, profesor de inglés, puede ser algo así como esto:

¿Y quién eres tú para dudar de ello?

Lo mejor de todo: que tiene toda la razón del mundo. Somos copywriters, no la policía.

lo que no es copywriting

Todo el mundo sabe escribir

Aquí habría mucho que hablar. Este apartado podría ser como un contenido pilar para desarrollar unos cuantos posts a partir de aquí.

Es cierto que todos tenemos que llegar a 1º de primaria sabiendo leer y escribir. La escritura se va trabajando durante toda la educación primaria y secundaria.

Pero mucho me temo que algo falla en ese proceso porque no te encuentras muchas personas que escriban correctamente. Se ven muchos errores ortográficos y gramaticales.

Además de errores ortográficos y gramaticales, está la expresión deficiente. Quizá no esté bien llamado así. Me refiero a esos textos que lees y no entiendes porque no están bien expresados.

Esto lo he vivido. Recibir un email en inglés y entenderlo mejor que otros en español. De hecho recuerdo una ocasión en la que recibí un email y tuve que llamar a la persona que me lo envió porque no entendía lo que me estaba contando.

Reconozco que soy bastante puntillosa para el lenguaje. Siempre miro y remiro todo para no encontrar errores y que se entienda lo escrito. Me gusta que quien lee lo que escribo lea algo cuidado. Además que, dedicándome a la escritura, qué menos que presentar un texto sin errores.

Aquí no estamos hablando de escritura orientada a la venta, sino escritura en general. Si nos metemos ya en copywriting puro, evidentemente se podría profundizar mucho más y para ello te recomiendo este podcast de técnicas de copywriting. Pero esto es lo básico.

Nadie lee los textos de las páginas web

¿Que no? Vamos a ver… Cuando entras a una web por primera vez, el primer golpe de vista suele ser para lo puramente estético. Durante los primeros segundos se puede leer algo pero no da mucho tiempo. Pero si estás un poco más y te pones a navegar, claro que se leen los textos.

Si entras a una web a las que has caído un poco por accidente quizá no leas el texto. O a lo mejor te da por ahí y sí lo lees. ¿No te da mejor impresión esa web cuando los textos son profesionales, cuando se nota una empatía con el lector?

Si entras a una web que tiene el producto o servicio que te interesa, ahí no me digas que no. Lo lees y le das importancia a cómo está escrito. Si quieres que quien entra a tu web te vea como su profesional de referencia, has de utilizar técnicas de copywriting sí o sí.

¿Se te ocurre algún otro mito sobre copywriting?

Según lo que sabes, ¿hay más cosas que se dicen sobre copywriting y no son ciertas? Cuéntame, que aquí todo consiste en aprender los unos de los otros.

PD: Si quieres opinar sobre copywriting, hay que conocerlo. Para ello haz un curso de copywriting o lee un libro. Es lo que toda la vida nos dicen pero parece que no se entiende.