Soy trabajadora social… y tambien soy copywriter

Escrito por: Carolina Lacruz Fecha domingo 17, diciembre 2017 Categoría: General

soy trabajadora social copywriter

En junio de 2016 salí de la universidad con mi titulo de trabajadora social. Pero por todo lo que vi durante mis años de estudios y durante el resto de mi vida profesional, tuve la impresión de que mi futuro en el mundo de lo social era muy incierto. Cuando estudiaba Trabajo Social estaba conectada […]


En junio de 2016 salí de la universidad con mi titulo de trabajadora social.

Pero por todo lo que vi durante mis años de estudios y durante el resto de mi vida profesional, tuve la impresión de que mi futuro en el mundo de lo social era muy incierto.

Cuando estudiaba Trabajo Social estaba conectada a una serie de grupos de Facebook, más que nada por tener más contacto con la profesión. Llegué a ver una cantidad pasmosa de mensajes en Facebook de personas desesperadas por no poder trabajar como trabajadoras sociales. Y sé que esto no es pesimismo de la gente, es real.

Algunas de ellas habían tirado la toalla. Necesitaban comer y en vista de que el ámbito social les cerraba las puertas laborales, estaban trabajando en otra cosa. Otras estaban literalmente agobiadas porque nada les salía, ni contratos ni oposiciones. Solo podían dar gracias a tener apoyo familiar porque si no estarían durmiendo en la calle.

Antes de continuar advierto que hablo de lo que he visto con mis propios ojos. No voy a poner un ámbito profesional como muy chungo, dado que sé que hay muchos que están igual o peor.

Cualquier tipo de organización y empresa debería plantearse qué es lo que realmente valora de las personas y si con su mentalidad corporativa la sociedad avanza o va hacia atrás

Hace tiempo que perdí la confianza en un mercado laboral retrógrado donde no existen las oportunidades si no tienes experiencia profesional. ¿No tienes experiencia? Pues entonces no existes. Así estamos, mandando a buenos profesionales a la mendicidad, prostitución, drogas, depresión y muerte.

No es ninguna exageración.  Si lo digo es porque lo he visto.

Pero esto no es todo porque no solo discriminan por no tener experiencia, sino también por tener demasiada experiencia. O por ser demasiado mayor. El caso es excluir. Lo que tendría que ser un mecanismo de inclusión se ha convertido en un Leviatán que nada más salir a la calle te arranca un brazo.

Entonces fue cuando decidí que conmigo ya no jugaban más. Y sobre todo lo decidí cuando tuve la oportunidad de estudiar y aprender copywriting con una persona en la que confiaba totalmente.

trabajadora social y copywriter

Lo social y el marketing tienen en común más de lo que parece

Parece mentira pero el mundo de la acción social y el del marketing tienen aspectos comunes. Los marketeros puros quizá lo vean muy claro porque ven marketing por todas partes. Pero créeme, si lo tuyo de entrada no es el marketing, a lo mejor piensas que estoy invocando al demonio.

Si averiguas en qué trabajan la mayoría de los graduados en Trabajo Social encontrarás que más del 80% son funcionarios. ¿Qué marketing va a haber en la Administración Pública si allí los servicios se “venden” solos?

Pero… hace un tiempo que salió el fantasma de debajo de la cama diciendo que la Administración Pública no puede meter en sus fauces a todo el que sale de la universidad con su título de Trabajo Social. Por tanto la gente empezó a pensar en montárselo por su cuenta.

Si eres médico en un centro de salud sabes desde el primer día que tu consulta estará llena, y aunque no lo esté, no pasa nada, tú sabes que vas cobrar igual. Pero si te montas algo por tu cuenta esto no va a pasarte en la vida. Necesitas vender y para vender hace falta que te conozcan y conectar con el que te conoce. Y aquí me da igual el ámbito del que vengas. A la hora de comprar, todos nos movemos por las emociones.

En el mundo social empecé a darme cuenta de la importancia de las emociones y en el marketing online es similar.

Si apoyas la iniciativa que sea, es porque hay una emoción que se ha movido dentro de ti que quizá otra iniciativa no ha conseguido mover. Y en marketing se ve continuamente que compramos a las personas que de alguna manera nos han caído más en gracia.

Otro aspecto que se ve en cualquier ámbito profesional es eso de que “el dinero llama al dinero”. La gente más visible, con la que todo el mundo quiere trabajar, es la que más dinero tiene. O si no quieres decirlo así se puede expresar diciendo que quien ya tiene trabajo es quien más oportunidades tiene de ganar más, o de cambiar a algo mejor.

¿Por qué siempre se trata a una persona desempleada como si no tuviera nada que decir, en definitiva, como si no valiese? Debo ser la rara porque siempre veo que cuanto mejor le va a uno más oportunidades tiene y no estoy de acuerdo, pero bueno, así va la sociedad.

Y finalmente tenemos el típico “quien tiene padrino se bautiza”. Eso también ocurre en todos los empleos.

Ser trabajadora social también me ayuda a ser copywriter

Dentro del marketing me especialicé en copywriting y la verdad es que todo partió de mis estudios de Trabajo Social. Abrí un blog porque quería dar a conocer la profesión y allí me fui entrenando en la escritura. Por supuesto siguiendo los consejos que leí de algunos copywriters.

La experiencia con el blog en general fue buena aunque también he recibido algún rapapolvo por ahí. El último fue hace poco y además el más alucinante de todos. Está claro que en ciertas profesiones donde esté la experiencia que se quite lo demás. Siempre consideran más al que tiene mil años de experiencia. Como te columpies mínimamente ya estás crucificado. Aquí lo dejo.

Dirás que es deformación profesional, pero creo que todas o si no el 99% de las páginas web necesitan copywriting. O si esto parece muy fuerte, el 99% de las páginas web necesitan un diseño aceptable y un contenido escrito que no deje ningún lugar a dudas.

Y lo siento pero las páginas web de la Administración Pública tienen que ser las primeras que cumplan esto. Cada vez se quiere que los ciudadanos hagamos más trámites telemáticos. Pero antes de esto los de arriba tendrían que dar un buen repaso a esas webs para que realmente estén preparadas para que los ciudadanos hagamos trámites con ellas.

Que la gente al usarlas no tenga que pensar. Insisto: no hagas pensar al usuario. Conclusión: usabilidad.

Que las instrucciones estén más que claras. Que no se cuelgue todo cada dos por tres, que es una vergüenza.

Que el diseño lo haga todo más fácil. Uy, dedo en la llaga. Muchos de los diseños de las webs de los entes públicos son del paleolítico.

soy trabajadora social y también soy copywriter

Vuelvo a las emociones

Cuando empecé con el blog de Trabajo Social también leí a otras personas. Las personas a las que más seguí fueron las que despertaron en mí más emociones.

A veces he apoyado algunas iniciativas de acción social  con donaciones económicas o con mi trabajo. Ahí lo tengo claro. El hecho de apoyar una u otra ha venido por lo identificada que me he sentido con una cosa u otra. Al fin y al cabo algo más emocional que racional.

Por eso he visto que los textos de una página de ventas, de inicio o de cualquier apartado tienen que ser capaces de hacer sentir algo. Algo que muchas veces no se sabe explicar.

Como además soy redactora, el Trabajo Social también me ha servido para documentarme sobre algunos temas. No demasiados porque lo que podemos llegar a tocar los redactores es demasiado amplio, pero en ocasiones me he sorprendido de haber podido tocar ciertas aspectos relacionados con lo social para escribir para algunos clientes.

Al final nos vamos donde más nos quieren

Está claro. Si en un lugar no tienes opciones, pues te vas a otro sitio y quien sabe, lo peor que puede pasar es que te quedes igual pero nunca peor.

Así que gracias a:

  • Jony, que gracias a ti descubrí este trabajo.
  • Cova y Nuria por confiar en mi trabajo.
  • Javi, porque si no hubieras sacado el curso yo no me habria metido a aprender copywriting.
  • Joan, por abrirme las puertas de sus webs.
  • Eloy, por toda su implicación en el diseño de esta web y todo su apoyo.
  • A Virginia, INEFSO y Proyectos Pedir Ayudas.
  • A Alejandro Gil. Es un diseñador web de mi tierra que me dio una gran noticia. En las redes sociales y la lista de suscriptores la contaré.

Hablo aquí de algunas personas que seguro conoces pero hay más. Por cierto,  los de la penúltima línea pertenecen al mundillo de lo social. Allí el copywriting no se conoce ni se valora demasiado, por eso es importante para mí mencionar a estas personas.

Y a ti, si has llegado hasta aquí, muchas gracias.

¿A que esto no se lo han escuchado ni leído a los marketeros por ahí?