Tienes menos de 5 segundos para atraer la atención de tus visitas.

Si en ese primer momento no consigues engancharles, abandonarán tu web y quizá no vuelvan.
¿Cómo se consigue que las visitas permanezcan y además te compren? Con textos persuasivos. Si tus palabras no convencen, tus visitantes se darán la vuelta y ya puedes olvidarte de vender. ¿Quieres que sea esto lo que ocurra?

De acuerdo, ya te estoy oyendo. Por supuesto que quieres muchas ventas y un público encantado con tu web. Entonces te doy la buena noticia de que has llegado al lugar ideal.

Soy Carolina Lacruz, copywriter web, y me encargo de que tu proyecto tenga los textos que transmitan tu valía profesional y atraigan clientes.

Esto es lo que haré por ti

COPYWRITING

Tus servicios y productos son muy buenos pero es difícil expresar con palabras esa calidad y transmitir confianza.
Por eso voy a ayudarte a poner esos textos que se te resisten en tus anuncios y en las secciones de tu sitio web.

MARKETING DE CONTENIDOS

Quieres una web referente en tu temática. Para eso lo mejor es crear contenidos que solucionen los problemas de tu público. Es la mejor manera de que confíen en ti y acaben comprándote.

CONSULTORÍA GRATIS

Tienes una web con unos textos ya escritos pero te preguntas: ¿estarán bien o no? ¿Me falta algo? ¿Cómo puedo posicionar mejor?
¿Qué transmito en mis textos?

Reserva una sesión conmigo y resolvemos tus dudas.

Nuria González
He tenido la oportunidad de colaborar con Carolina en varios proyectos y en todas las ocasiones ha demostrado ser una profesional implicada y seria. No se conforma con construir un texto, sino que persigue la excelencia, se preocupa por el detalle y entrega un resultado de calidad. Destaco de ella también su fino humor, su amabilidad y su disposición, por lo que hace muy fácil el trabajo. La recomiendo, al igual que yo misma seguiré contando con ella en más encargos.

¿Cómo has llegado hasta aquí? Tu cara me suena

Quizá sí. Llevo desde octubre de 2013 en el mundo del blogging y he sido muy activa en redes sociales. Comencé como muchas personas, sin saber nada.

Abrí mi blog (Las Cuatro Piedras Angulares) en una plataforma gratuita y solo quería escribir contenidos para dar difusión a mi profesión, el Trabajo Social.

Con el tiempo quise aprender más para que mi blog tuviera un aspecto más profesional. Fue entonces cuando me encontré con muchos profesionales del marketing online.

La interacción con los marketeros (como yo siempre los llamo cariñosamente) no pudo ser más satisfactoria. Les ponía comentarios, les hacía preguntas y ellos respondían de forma muy atenta. Casi no me creía que fueran tan amables conmigo.

Además, aunque nuestras profesiones fueran muy distintas, ellos parecían tener una manera de pensar muy similar a la mía, sobre todo en temas laborales y profesionales.

La mal llamada crisis trajo una oleada de desempleo que hizo que muchos profesionales válidos se quedaran en la calle.

Parece que muchos sectores del mundo offline crearon unos mecanismos de exclusión laboral de lo más sofisticado para excluir a profesionales como la copa de un pino, muchas veces basándose en excusas tales como la edad y la experiencia.

Sí, yo he vivido esto. Por eso me alegré tanto de encontrar compañeros con otra forma de pensar.

El huracán copywriting llegó para quedarse

Algunos marketeros me calaron hondo. Eran los copywriters. Les leía sin cesar. Daban consejos acerca de cómo crear textos impactantes y la verdad es que conmigo les funcionaba. Eran capaces de tenerme con los ojos pegados a la pantalla durante horas.

Llegó un momento en que me tomé en serio todas las pautas de copywriting y empecé a aplicarlas en mi blog. Quería saber si lo que a ellos les funcionaba podía funcionarme también a mí.

Algo sí funcionó. Iba recibiendo cada vez más elogios hacia mi forma de escribir sin preguntar nada. Incluso pude ganar algo de dinero escribiendo para otras webs.

En mi vida se formó un huracán que me arrastraba hacia la escritura. A veces en forma de viento fuerte. A veces como la voz interior que me recordaba la frase “me gusta cómo escribes” que algunos me decían.

Pero… ¿cómo conseguirlo?

Muchos vivían escribiendo textos. ¿Cómo lo habían hecho? ¿Cómo podía hacerlo yo?

Fórmate para ofrecer el mejor copywriting

Hay mucha gente escribiendo pero no son tantos los que pueden decir que viven de ello. Tu servicio tiene que marcar la diferencia de alguna manera. Y, por supuesto, no vender humo.

Por eso decidí formarme en copywriting junto a Javi Pastor, he creado mi propio negocio, y soy feliz teniendo el control de mi tiempo.

Escribir no es fácil, como nada en la vida. Pero lo hago contenta. Me llena de felicidad que mis textos ayuden a mostrar que eres un profesional excelente.

Venga … ¡no te cortes y cuéntanos más de ti!

  • Hace ya unos cuantos años (cómo pasa el tiempo), dos días después de San Valentín, di una gran alegría a mis padres: me cogieron en brazos por primera vez. Ahora que sabes cuándo es mi cumpleaños ya no tienes excusa para no felicitarme.
  • Dicen que tu casa está donde está tu corazón. Mi corazón está en Zaragoza, donde nací y vivo en la actualidad. Uno de los mejores momentos del año es el 12 de octubre, día de fiesta, cuando me pongo el traje regional.
  • He vivido 5 años fuera de España. De 2006 a 2009 viví en el Reino Unido, concretamente en Lancaster (noroeste de Ingleterra) y en Milton Keynes (100 kilómetros al norte de Londres). En 2010 y 2011 viví en Louvain-la-Neuve, en la región valona belga. Después de estas experiencias puedo corroborar que los idiomas se aprenden a base de sudor y lagrimas.
  • Residí unos meses en Barcelona. Esta ciudad y su gente merecen una mención aparte. Les echo mucho de menos.
  • Soy trabajadora social y también he dedicado una gran parte de mi vida a las ciencias experimentales. Si te cuento todo lo que he estudiado no terminaría.
  • Odio los empleos en los que se discrimina por raza, sexo y edad. También aquellos en los que los trabajadores se sienten insatisfechos y no hay comprensión hacia la situación personal de cada uno.
  • Me gusta que la gente se ría conmigo. Todos tenemos momentos buenos y momentos malos. Por eso intento que los momentos que pases a mi lado sean buenos y sonrías.
  • Soy muy cafetera. Si el café es africano, mejor. Y si además es de comercio justo, ni te cuento.
  • Disfruto leyendo sobre temas históricos, pero no la típica historia que se nos enseña en el colegio. Prefiero aprender sobre otros continentes y culturas. Me gusta mucho África: su historia, su gente y su literatura.

¿QUIERES APRENDER COPYWRITING Y ADEMÁS DIVERTIRTE UN RATO?

El aprendizaje divertido no es solo cosa de niños. Los adultos también podemos aprender a escribir para vender mientras nos echamos unas risas.
Enséñame copywriting con humor